El Gobierno marroquí anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Irán, al que acusa de armar, financiar y formar al Frente Polisario a través del movimiento chií libanés Hizbulá. El ministro marroquí de Exteriores, Nasser Burita, aseguró a los medios que la ruptura fue comunicada esta misma mañana por él mismo a su homólogo en Teherán, e inmediatamente conminó al encargado de negocios iraní en Rabat a que abandone el territorio marroquí a la mayor brevedad.

Ver noticia original ➥