En la rueda de prensa de renuncia de su presidencia del PDecat, el expresidente de la Generalitat ha reconocido que el proyecto soberanista no puede seguir avanzando "porque tenemos el 48% de los votos y no podemos imponerlo a los demás".

Ver noticia original ➥