Dos atentados suicidas casi sucesivos han provocado una masacre en Nigeria con decenas de muertos y heridos. El primer suicida se hizo explotar dentro de una mezquita. El segundo, en un mercado junto al templo, cuando los fieles trataban de huir. El ataque ha sido atribuido al grupo yihadista Boko Haram. Los dos kamikazes parecen que eran menores. Fuentes oficiales cifran en 27 los muertos y en 50 los heridos, pero varios testigos aseguran que en el cementerio se han enterrado más de 70 cuerpos y aún hay víctimas sin identificar en la morgue.

Ver noticia original ➥