El senador republicano John McCain, quien sufre un agresivo cáncer en el cerebro, ha instruido a sus más allegados para que el presidente de EEUU, Donald Trump, no acuda a su funeral, y en vez de él lo haga el vicepresidente Mike Pence, informó hoy el diario The New York Times. El diario informó de que la familia de McCain tiene previsto que las exequias del senador tengan lugar en la Catedral Nacional de Washington cuando el legislador fallezca. McCain fue diagnosticado con un agresivo tipo de cáncer cerebral el año pasado

Ver noticia original ➥