La propuesta, ideada por la misma agencia que dio con el eslogan anterior, de momento está siendo un éxito. Calculan que las ventas se han multiplicado un 67%. “Son buenos datos”, reconoce Pastor. “Pero aún hay trabajo por hacer. Todavía quedan muchos hijos de la gran puta que van a comprar a otras tiendas”. Además, Mediamarkt ha incluido una referencia a este nuevo lema en sus bolsas de plástico, que ahora lucirán la frase “Un hijo de la gran puta nunca llevaría esta bolsa”.

Ver noticia original ➥