"Su fuerza física y resistencia son extraordinarias", decía en el certificado difundido por la campaña de Trump en diciembre de 2015. "Si es elegido el señor Trump, puedo afirmarlo inequívocamente, será el sujeto más saludable que se haya elegido para la presidencia" Decía el documento. El documento no ofreció mucha evidencia médica para esas afirmaciones más allá de citar una presión arterial de 110/65, como "asombrosamente excelente". Afirmaba que Trump había perdido casi 7 kilos Y describió su salud cardiovascular como excelente.

Ver noticia original ➥