El grupo Daimler se ha visto obligado a llamar a revisión a 774.000 diésel en toda Europa. Y es que el fabricante está bajo sospechas de irregularidades en las emisiones de algunos de sus motores diésel. Los responsables de Daimler mantuvieron dos reuniones con las autoridades alemanes, asún así Daimler no consiguió despejar las sospechas

Ver noticia original ➥