Una revisión de los suplementos vitamínicos y minerales más comúnmente consumidos ha revelado que la mayoría no aumenta ni disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte prematura. En un artículo publicado en el Journal of the American College of Cardiology, investigadores del St. Michael’s Hospital y de la Universidad de Toronto, Canadá, analizaron datos de estudios que incluían ensayos controlados aleatorios publicados entre 2012 y 2017.

Ver noticia original ➥