Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Colorado en Boulder, y publicado en la revista estadounidense Hypertension, demostró que si se dirigen antioxidantes a las mitocondrias, los vasos sanguíneos rejuvenecerán, mejorando su funcionamiento un 42%.

Ver noticia original ➥