Después de más de dos años de pruebas y planificación, el interesante Project Natick de Microsoft está en marcha, el cual consiste en un centro de datos instalado en el fondo del mar, con el que se reducirían los costes de operación, así como los tiempos de instalación. Vamos, que según Microsoft son puras bondades.

Ver noticia original ➥