El Gobierno ha dejado de reflejar el dinero afectado por las subsanaciones a los reparos de los interventores después de que se revelara que habían supuesto 310 millones.La publicación de los documentos que acreditan todas las decisiones políticas adoptadas por el presidente y los ministros en las reuniones semanales de los viernes ha tenido una consecuencia inesperada:un aumento de la opacidad y el secretismo.Es lo que ha pasado con las subsanaciones acordadas por el Consejo de Ministros a los reparos manifestados por los interventores,denomi

Ver noticia original ➥