El ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, anunció este lunes que devolverá un año de sueldo para asumir su responsabilidad en un falseo de documentos en su ministerio relacionado con un supuesto caso de corrupción vinculado al primer ministro, Shinzo Abe.

Ver noticia original ➥