SolidEnergy Systems, un spin-out del Instituto Tecnológico de Massachussets, ha desarrollado una batería de litio que ha empezado a comercializar entre los fabricantes de drones. La batería puede almacenar el doble de energía que una batería de ion-litio tradicional de las que se usan en todo tipo de dispositivos (como móviles o los propios drones). Esto no sólo implica que una batería del mismo tamaño y volumen tenga el doble de capacidad, sino que se puede avanzar en la miniaturización de otros dispositivos.

Ver noticia original ➥