Probablemente todos hayamos soñado con la posibilidad de hackear las notas: modificar un simple número que puede ayudar a quitarnos decenas de horas de sufrimiento según qué asignatura. A pesar de ser ilegal, un alumno quiso llevar a cabo esta idea, y consiguió cambiar su nota más de 90 veces, y de paso robar más de una decena de exámenes.

Ver noticia original ➥