Durante mucho tiempo el Monte Olimpo en Marte ostentó el título de montaña más alta que conocemos en el sistema solar. Su altura, medida con el altímetro láser de la Mars Global Surveyor, es de 21.287,4 metros, poco más de 21 kilómetros. Pero resulta que la montaña que hay en medio del enorme cráter Rheasilvia en el asteroide Vesta –el bulto que se ve en la parte superior de la imagen de arriba– tiene una altura estimada de 22 kilómetros.

Ver noticia original ➥