Hacía una semana que no se sabía nada de la joven alemana Sophia Lösche, de 28 años de edad. Ella, una activista proinmigración y cooperante en Lesbos, desapareció sin dejar rastro el jueves 14 de junio desde que subió a un camión con semiremolque y señales marroquíes en Schkeuditz, al este de su país, cerca de las autopistas A-6 y A-9. Quería llegar a su ciudad natal, Amberg. Pero apareció, ya muerta, este jueves, sobre las 15.20 horas, cerca de una gasolinera en el término municipal de Asparrena, en Álava.

Ver noticia original ➥