El alcalde de la localidad, situada en la montaña palentina, ha sido obligado a retirar la enseña de la ventana de la casa-concejo, solo dos días después de que la Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular, aprobase un decreto para la exhumación de fosas y la realización de un censo de desaparecidos en la Guerra Civil.

Ver noticia original ➥