La soledad es un problema oculto pero serio de las ciudades por todo el mundo y la soledad urbana está relacionada con la movilidad de la población, con el descenso de la participación en los barrios y con el aumento de las viviendas de una sola persona. Todo esto pone en riesgo la viabilidad de nuestras ciudades porque perjudica las redes sociales de las que dependen. Una solución a estos problemas estaría en los "terceros lugares": espacios públicos o comerciales para darle a la gente de los barrios oportunidades para interactuar.

Ver noticia original ➥