Un hombre de 61 años y su hijo de 29 han sufrido quemaduras muy graves y la mujer del primero quemaduras de carácter grave en el incendio que se ha declarado esta mañana en una vivienda de Móstoles, cuando el primero se ha quemado a lo bonzo y los demás han intentado evitarlo. Las fuentes han indicado que el autor del incendio había conocido la intención de su mujer de separarse y ha cogido una botella de gasolina, la ha rociado sobre su cuerpo y se ha prendido fuego.

Ver noticia original ➥