Airi Kakimoto falleció por el frío en su casa de la ciudad de Neyagawa, en la prefectura de Osaka, según reveló su autopsia recogida por la cadena estatal NHK, en la que también se determinó que la mujer se encontraba en un estado de malnutrición extrema, con apenas 19 kilos de peso para sus 1,45 metros de altura. La mujer, cuyo cadáver fue hallado por las autoridades tras ser advertidas por sus progenitores, había estado confinada en una habitación de unos 3 metros cuadrados sin calefacción desde que tenía unos 16 o 17 años.

Ver noticia original ➥