Un joven de 32 años, que tenía que ser atendido de un tromboembolismo pulmonar, falleció en Cartagena por culpa de no poder ser tratado a tiempo en la Arrixaca, a pesar de la gravedad de su situación, ya que estaban desbordados de pacientes

Ver noticia original ➥