El colectivo Askekintza denuncia que 12 activistas han sido multados con 7.200 euros bajo la aplicación de la Ley Mordaza. Esta sanción ha sido impuesta por la protesta pacífica que se llevó a cabo el pasado 21 de diciembre durante la fiesta de Santo Tomás en Donostia, donde varias personas bloquearon la jaula donde se iba a exponer una cerda. Precisamente en el mismo lugar donde se realizó la acción sancionada, tanto Askekintza como el colectivo Eleak Mugimendu realizaron ayer una rueda de prensa para denunciar la aplicación de la Ley Mordaza

Ver noticia original ➥