Un vehículo policial que infrinja una norma de tráfico sólo podrá evitar la multa si ha activado previamente las señales luminosas y acústicas. Es lo que dice una sentencia firme del Juzgado de lo Contencioso-administrativo de Bilbao en la que se desestima el recurso de dos agentes que circulaban en un vehículo con radar que fue cazado por otro al exceder la velocidad permitida.

Ver noticia original ➥