Hace tiempo que el fútbol dejó de ceñirse únicamente al verde para pasar a ser un negocio de enormes dimensiones. Tras el estallido de la crisis, las vendas que muchos se ponían para no ver la deuda enorme que había contraído el deporte rey en época de bonanza. Una vez la crisis económica afectó a todos los órdenes de la sociedad, nadie podía esconderse. El fútbol tampoco y Hacienda lo sabía. Con todo, algunas entidades históricas del fútbol nacional siguen arrastrando aquella época.

Ver noticia original ➥