El museo de la localidad de Elne dedicado al artista local Etienne Terrus,descubrió que más de la mitad de sus fondos no salieron de los pinceles del pintor especializado en paisajes de su región. Un especialista sospechó al ver que en algunos cuadros aparecían edificios construidos después de la muerte de Terrus.Las pinturas fueron adquiridas durante décadas por el municipio para integrar el museo.La investigación de los servicios contra el tráfico de obras de arte incluye otros artistas y el perjuicio puede extenderse por toda la región

Ver noticia original ➥