En los tres últimos siglos se han registrado muchos años secos y en 36 de ellos la sequía ha sido extrema. Ante tales episodios antiguamente se culpaba a brujas, alquimistas o algunos colectivos religiosos. Hoy día nos hemos modernizado y buscamos culpables más sofisticados: avionetas que fumigan y hacen desaparecer los frentes y sus lluvias…

Ver noticia original ➥