La arena del desierto tiene una muy baja capacidad de retención de líquido, lo que imposibilita el cultivo de la mayoría de los alimentos. Cuando se mezcla con la arena del desierto, el LNC permite que el suelo arenoso pueda retener agua, haciendo que el desierto se transforme en un suelo fértil.

Ver noticia original ➥