Se podría decir que nuestro planeta está ubicado en un lugar privilegiado en el espacio. Salvo un gran impacto ocasional cada cientos de miles o millones de años (como ocurrió con el meteorito que extinguió a los dinosaurios) o daños de pequeña magnitud de vez en cuando, la vida de la Tierra no se ha visto seriamente amenazada en un buen tiempo. Sin embargo, eso no quiere decir que seamos inmunes a los peligros del espacio exterior. Por esta razón la NASA ya está poniendo en marcha un plan de defensa contra meteoritos y elementos similare

Ver noticia original ➥