El chocolate contiene teobromina, un estimulante presente en la cáscara del cacao con efectos similares a la cafeína, que puede causar vómitos, aumento del ritmo cardíaco, agitación y convulsiones en los perros. Aunque este alimento es desde hace tiempo causa común de intoxicación en perros, el equipo de científicos quería comprobar si la exposición al chocolate seguía algún tipo de patrón estacional. Los resultados de la investigación también demostraron que la exposición al chocolate fue menos común en perros mayores (de 4 a 8 años o más)

Ver noticia original ➥