Es como imaginar una gran bandera roja ondeando en la cima del Monte Everest. Eso es lo que el resultado de las elecciones parlamentarias y provinciales en Nepal sugiere. Los comunistas han ganado ambas ampliamente. En el Parlamento, la alianza comunista tendrá casi una mayoría de dos tercios. El gobierno que constituya esa mayoría no solo será capaz de durar los cinco año de legislatura, algo inaudito en Nepal desde que adoptó la democracia parlamentaria en 1990, sino que podrá reformar la Constitución de 2015.

Ver noticia original ➥