La policía, que investiga los hechos por un posible delito de abandono temporal de menor, tardó algo más de una hora en localizar a la madre. La pequeña llamó asustada a su padre, que vive en otro domicilio y tiene orden de alejamiento, al despertarse de madrugada y escuchar ruidos en su casa. La madre, que fue localizada aproximadamente una hora y media después, alegó que había ido a entregarle las llaves a una clienta, ya que se dedica al sector inmobiliario.

Ver noticia original ➥