España se ha convertido en un entorno árido para tener hijos, como constatan los datos del INE publicados esta misma semana. El año pasado nacieron 391.390 bebés en España. La cifra supone que ha habido un 25% menos de nacimientos que hace diez años. Han nacido 128.385 bebés menos, una cifra que equivale a la de la población de una ciudad como León. La solución, para muchos, es irse fuera. En el primer semestre de 2017, más de 82.000 personas dejaron España. ¿Se ha convertido España en un país donde es mejor no tener hijos?

Ver noticia original ➥