El deporte es el lugar en el que la sociedad contemporánea busca a sus héroes. Sin embargo, en las sombras que proyectan los grandes campeones habita el fracaso: rotos por el dolor o hundidos por la presión, encarnan también la imperfección humana pero, sin el fracaso, no existiría la superación. Y sin ella el deporte no sería lo mismo. A principios de la década de los noventa, Noureddine Morceli era el gran dominador del medio fondo mundial. Pero El éxito de Fermín Cacho supuso el fracaso de Morceli, derrota de una leyenda en ciernes.

Ver noticia original ➥