La nueva Ley de Contratos del Sector Público pretende poner coto a prácticas que facilitan la corrupción con la eliminación de procedimientos negociados por precio,el incremento de la transparencia o la creación de un organismo para la vigilancia.Pero la reforma de la anterior norma para adaptarse a la Unión Europea tiene lagunas más que preocupantes que se disparan con las confesiones e investigaciones abiertas con los casos Gürtel y Taula. La nueva ley de contratos permite modificados de obra de hasta el 15% del total sin ninguna justifica

Ver noticia original ➥