Logitech acaba de matar Harmony Hub, uno de sus primeros productos para crear un hogar conectado. El problema es que no sólo se ha conformado con eso; también va a matarlo para aquellos que lo hayan comprado. Una nueva prueba de que cada vez las cosas que compramos son menos nuestras.

Ver noticia original ➥