La política ha vuelto a unir a Isabel Pardo de Vera con la fatídica curva de Angrois, en la que perdieron la vida 80 personas en julio de 2013. La nueva presidenta de Adif fue la jefa de obra de varios tramos del trazado gallego de alta velocidad, entre ellos el de los accesos a Santiago de Compostela, donde se produjo el accidente del Alvia. Bajo su paraguas estaba Andrés Cortabitarte, uno de los investigados en la causa que instruye el siniestro y a quien el juez atribuye 80 supuestos delitos de homicidio por imprudencia profesional grave.

Ver noticia original ➥