Disminuir el rechazo que nuestro cuerpo genera hacia los implantes de forma natural, aumentando así la vida útil de las prótesis y mejorando la calidad de vida de los pacientes. Este es el triple objetivo que persigue un nuevo tratamiento superficial, desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y que se aplica a los biomateriales. El estudio ha sido publicado en la revista Scientific Reports.

Ver noticia original ➥