Intel tiene un serio problema con su microarquitectura, hasta el punto que los parches lanzados hasta ahora, que además de repercutir negativamente en el rendimiento de los sistemas, no está evitando la llegada de nuevas vulnerabilidades, siendo la ultima de ellas Spectre Next Generation (Spectre-NG).

Ver noticia original ➥