La polémica está servida. Catastro trabaja en un “valor de referencia” para conocer cuál es el valor de mercado de los inmuebles. Ese nuevo valor catastral afectará sin duda a los impuestos que lo toman como base: IBI, plusvalía municipal, Transmisiones Patrimoniales (ITP), Patrimonio e IRPF (segunda vivienda).

Ver noticia original ➥