El pasado mes de octubre, una grave vulnerabilidad bautizada como KRACK permitía hackear el sistema WPA2 que protege todas nuestras redes WiFi actuales. Esto obligó a cientos de fabricantes a parchear sus dispositivos, pero WPA2 quedó dañado, demostrando que era necesario un nuevo protocolo de seguridad. Por ello, la WiFi Alliance va a lanzar WPA3 en 2018, con nuevas medidas de seguridad.

Ver noticia original ➥