Un nuevo recubrimiento impermeable no solo agrega repelencia al agua a tejidos naturales como el algodón y la seda, sino que también es más efectivo que los recubrimientos existentes. Los problemas de los revestimientos actuales es que se basan en polímeros de cadena larga que no se degradan fácilmente y obstruyen los poros de las telas. El nuevo revestimiento del MIT se basa en polímeros de cadena más corta aplicados mediante un depósito químico de vapor iniciado (iCVD) que no obstruye los poros. En español: bit.ly/2IFW8yv

Ver noticia original ➥