Los extremeños llevan años quejándose de la odisea que supone viajar entre tren hasta Madrid y su presidente, Guillermo Fernández Vara, lo ha denunciado en las redes: "Se acabó la paciencia", dice. La comunidad pide responsabilidades al Ejecutivo central por episodios como éste, en los que los pasajeros fueron desalojados en medio de la nada. Tuvieron que caminar hasta una una casa abandonada, donde esperaron a que un autobús fuera a recogerles. Así lo han contado ellos mismos.

Ver noticia original ➥