"Este es un comportamiento fundamental que nunca hemos visto antes; fue una gran sorpresa para nosotros " dice el autor del estudio y profesor de física Cheng Chin. El laboratorio de Chin estudia qué sucede con las partículas llamadas bosones en un estado especial llamado condensado de Bose-Einstein. Cuando se enfrían a temperaturas cercanas al cero absoluto, todos los bosones se condensarán en el mismo estado cuántico, al aplicar un campo magnético, empujando los átomos, y comenzaron a colisionar, lanzando brillantes chorros de átomos.

Ver noticia original ➥