"El humor machista fomenta los asesinatos de mujeres". "Todos los hombres son violadores en potencia". "El sexo es peligroso, sobre todo si lo haces por dinero". Preparo el ofensómetro y renuncio a la autocensura. Hoy me atrevo a abrir esta boca, que prefiere ser la de una mala puta antes que la de una soberana imbécil, para señalar la vaporosa mierda que escucho justificar en el nombre del feminismo.

Ver noticia original ➥