El informe de la Cámara de Cuentas de Madrid revela el descontrol, los enchufes y los gastos millonarios de un proyecto estrella de Esperanza Aguirre. Las conclusiones del informe de la Cámara de Cuentas de Madrid sobre el Campus de la Justicia de Esperanza Aguirre son desoladoras: documentación mal clasificada e insuficiente, 131 cajas de archivos desaparecidas, diez palets de documentación destruidos y absoluta opacidad acerca de dónde se fue el dinero y para qué era.

Ver noticia original ➥