El despliegue de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Catalunya con el fin de impedir el referéndum del 1 de octubre ha sido declarado secreto de Estado. El gobierno español, así, blinda el acceso a la información sobre este operativo. El diario El País afirma que el gobierno español se ha negado a responder a las preguntas sobre el tema de los senadores Carles Mulet (PDeCAT) y Margarita Quetglas (Podemos) afirmando que ha catalogado la operación como secreto de Estado, alegando que divulgar operaciones policiales…

Ver noticia original ➥