El crudo se dispara a máximos no vistos desde 2015 por la inestabilidad política en Arabia Saudí y supera los 64 dólares el barril. El coste de las importaciones de petróleo sube un 40% hasta agosto

Ver noticia original ➥