Formar Gobierno en minoría y sin haber sido el partido más votado no es una fórmula nueva en Europa. En Portugal, 2016 fue el año de la geringonça. El vocablo, elegido como la palabra del año entonces, y que significa chapuza, fue el mote que la oposición le puso al Gobierno formado a finales de 2015 por el socialista António Costa -segundo en las elecciones- y la alianza de izquierdas con el Partido Comunista y el Bloco de Esquerda. La geringonça, decían sus detractores, se basaba en una alianza de perdedores, era una amenaza para Europa…

Ver noticia original ➥