¿Es que os pensáis que yo no sé que estoy regalando cada palabra que escribo? Por supuesto, pero es lo que hay. Una frase que me viene al pelo para otro aspecto en el que estos jóvenes no están preparados. La resignación. Está muy bien eso de luchar para que las cosas cambien, pero si no lo hacen, quizá tengas que coger ese curro mal pagado resignándote en cierta parte. Puedes seguir luchando por tus derechos mientras trabajas de 8 a 3 por 600 euros, te lo aseguro.

Ver noticia original ➥