Nauru ha vivido durante un siglo de la venta de fosfatos y guano, es decir, excrementos de murciélago, consiguiendo ser de los países con más renta per cápita del mundo. Sin embargo, los recursos se gastan y la nación vive una de las mayores crisis de su historia.

Ver noticia original ➥